lunes, 23 de marzo de 2015

De compras por...Niágara

 Situadas en la frontera entre Estados Unidos y Canadá, visitamos hoy Las Cataratas del Niágara en busca de curiosidades.Entrando por la parte americana para disfrutar de las atracciones de este lado de las cataratas es muy recomendable tener en cuenta que:

- Te van a dar unas chanclas de goma totalmente gratis para que no mojes tu calzado.
- También te facilitarán un poncho de plástico para evitar que te empapes.
- Ve con ropa cómoda y deportiva y disfruta....¡¡¡te vas a calar entero!!!




En cada atracción vas a poder utilizar un poncho nuevo que te irán dando, por lo que no hace falta que lo guardes. Recíclalo cuando acabes. Si has visto la película Niáraga de Marilyn Monroe de 1953 te serán muy familiares las escaleras de la catarata de la zona americana así como otras localizaciones de la zona.



Una vez hemos disfrutado de la parte americana de las cataratas pasamos a las atracciones de la zona canadiense (Ontario). Allí encontramos una gran zona de ocio repleta de hoteles, restaurantes y tiendas.


De nuevo toca ponerse el poncho y ¡al agua! en las atracciones. Mi consejo es que evites calzado que resbale ya que la mayor parte del tiempo va a estar mojado y podrías caerte. Igualmente, usa ropa que seque rápido o prendas con capuchas.  El Maid of the mist, es un barco que recorre las cataratas y del que es casi imposible salir seco. Pon tu mejor sonrisa, tápate con el poncho y ¡disfruta! Ya habrá momento de secarte más tarde.


Una vez has acabado con las atracciones de agua (incluida la visita a los rápidos) en ambos lados de las cataratas vamos a dedicarnos al ocio y al relax mientras nos secamos. Puedes pasear hasta Clifton Hill, que es, sin duda, la calle más original expresamente dedicada al ocio y las compras turísticas que vas a encontrar. Esta calle nos depara tiendas aderezadas con múltiples pasajes del terror, museos de todo tipo, restaurantes de fast food,  souvenirs... Es el sitio ideal para encontrar objetos de lo más curiosos y lugares de lo más kitsch, una zona que nos adentra casi casi en un parque de atracciones urbano. ¡Muy divertido!




Una de las tiendas más interesantes en donde puedes comprar souvenirs, coleccionables, prendas de ropa, figuras varias y todo tipo de accesorios es Canada Trading Company y está situada en el 4950 de Clifton Hill. 


Sigue disfrutando de las atracciones, museos y tiendas que irás encontrando y no te pierdas la casa al revés!!


En en 5717 de Victoria Avenue llegarás a Build-A-Bear una tienda en la que puedes hacerte tu propio peluche desde el principio. Ponle el relleno, elige cómo será e incluso introdúcele su propio corazoncito. Después, sólo tendrás que pensar qué complementos y ropa quieres ponerle.


Al atardecer pasea entre sus calles, sube al Skylon Tower, disfruta de sus casinos y del ocio nocturno o quédate embelesado con las vistas de la catarata de noche y su espectáculo de luz...



Muy cerca de Niagara está Niagara-on-the-lake. Quizá el pueblo más británico de todo Canadá y de verdad, que parece recién salido de un cuento. Tiendas gourmet, boutiques, antigüedades, mercados de fruta y verdura recién cogida, floristerías y pastelerías de delicatessen, galerías de arte, viñedos y gente tan amable que estás en el paraíso. Merece la pena conocerlo y pasear tranquilamente entre sus calles. 


Muy curiosa es  The Haunted Shop en el 126 de Quenn St. Una tienda dedicada a todo tipo de objetos misteriosos, fantasmas y terror. Además aquí también puedes realizar uno de esos tours encantados tan famosos en EEUU. Se cuenta que Niagara-on-the-lake es una de las ciudades más encantadas de Canadá debido a que fue uno de los puntos estratégicos de la guerra anglo-americana de 1812.


Tras pasar una feliz mañana paseando por este trocito de cielo en la tierra, no olvides comprar fruta en alguno de sus mercados. ¡Te aseguro que no te arrepentirás!

Nos vemos en la próxima ruta...Bostón.

Mientras, ya sabes que puedes recordar otros destinos conmigo: