viernes, 30 de septiembre de 2011

Think Positive! by Camomilla Milano Colección Primavera/Verano 2012

¿Quién no podría pensar en positivo en un inmenso jardín italiano como este?




Si tu pensamiento siempre es positivo y nunca negativo , Camomilla te lo pone fácil. El primer desfile de la firma italiana en España fue un derroche de optimismo puro y duro. Porque si hay algo que nos haga ser positivos es la luz, el color y el aire libre. El entorno no era para menos...




Para looks sofisticados, bolsos, de mano o en versión mini bandolera, en rojo y negro de formas acolchadas y aires Lady...





Para el momento de la compra, bolsas con dulces detalles, perlitas y paillettes. Shopping bags en colores primarios que dan un añaden un punto informal a un look joven y fresco.



Los looks más clásicos y de colores lisos, se acompañan de bolsos de lunares y rayas. Se pueden encontrar con forma de limosnera, capazo o shopping bag....




Trabajar o ir de compras acompañada de un bolso de Camomilla es sencillo...¿Y en los momentos más románticos? También. Esta línea de bolsos se basa en los colores pasteles, nude y en detalles de líneas femeninas ideales para acompañar un vestido de con toques soft.




Grandes flores adornan bolsos de colores vistosos, ácidos y cálidos. Bolsos ideales para vitaminar cualquier look sofisticado.




Las cestitas de lunares, adornadas con flores, fueron alcanzaron la cima de lo femenino en el desfile. ¿Pueden ser más originales y divertidas?



Como siempre, Camomilla piensa en nosotras y en nuestras necesidades sin olvidar ese toque femenino, romántico, dulce, pícaro y original en todos sus diseños. Fue un desfile precioso en un entorno para soñar. Los bolsos de la temporada P/V 2012 aportan tanta vida a los looks, que Camomilla se convierte en una firma de complementos perfectos de cara al próximo verano. Y hasta que llegue el momento de disfrutarlos...Think positive!




... y si aún os quedáis con ganas de más, os espera la fan page del blog en Facebook. ¿Aún no me sigues? Pincha aquí y entérate de todas las actualizaciones diarias.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Wedding day

Hay veces en las que, si alguien se casa, deseas estar dentro de una película americana para ser dama de honor y no tener que complicarte la vida eligiendo vestido, bolso, zapatos, pendientes, peinado y demás complementos que ponerte. Y hay veces, en las que, es tanta la ilusión que tienes por esa persona que se casa que dedicas casi un año entero a elegir el estilismo para el gran día.Vamos, casi como si la que te casas eres tú.



Para esta boda, que es la segunda este año, (la otra la podéis ver aquí) elegí tonos rojos y un aire retro (que siempre me encanta para estas ocasiones) y clásico. Yo tenía en mente a las divas de los años 40 pero con un toque actual. Así que opté por este vestido rojo de la diseñadora americana Jessica McClintock que compré en  Macy´s de San Francisco. Porque el rojo, dicen, es el color de la pasión y la energía, y eso en una pareja que se va a casar es imprescindible y aporté mi granito de arena para desearles todo esto y mucho más.


El brazalete es un cocodrilo plateado con piedras rojas de la joyería Oh My God, los pendientes los compré en Bijou Brigitte y la bombonera de plata es de una tienda situada cerca de Goya, en Madrid,  (concretamente en la calle Alcalá 100) llamada Emilio Badiola, especializada en zapatos y bolsos de fiesta, bodas, etc.




Los zapatos fueron estrenados para la ocasión ¡¡por fin!! (no todos los días se casa una amiga y no todos los días se estrenan unos Louboutin) Así que, tenía que ser un día significativo y fue este. Es el modelo very privé en negro de Christian Louboutin.



En el pelo, tenía la idea desde hace tiempo de hacer un recogido años 40 con flequillo ladeado con onda y moño bajo trasero, así que este fue el resultado:







"Siempre me gusta inspirarme en alguien a la hora de crear un peinado y, en este caso, me basé en Grace Kelly y Tippi Hedren, ambas chicas Hitchcock". 





Las bodas son ese acontecimiento en el que hay que ponerse guapo y disfrutar, ver otros estilismos y ¿por qué, no? dejarse llevar por lo que dentro de un orden te apetezca ponerte. No me gusta seguir a rajatabla el protocolo de lo que se puede o no se puede llevar. No me suelen gustar los vestidos largos de fiesta (por ser luego poco prácticos) así que, siempre suelo llevar vestidos por la rodilla sea cuando sea la boda. Lo que no se me ocurre, sin embargo, es ponerme es un tocado o una pamela si la boda es de noche. Hay cosas que creo que el protocolo debe asumir y otras que debe relajar.

"A veces, moda y protocolo son como dos amigos que no llegan a un acuerdo porque ambos tienen la razón".


Y para no sólo enseñaros el look que elegí yo, aquí os dejo muchas más fotos de detalles de la boda que os pueden dar ideas de cara a algún evento....


Este collar es de Turquía, lo compró mi amiga en uno de sus viajes. Me pareció precioso y queda genial combinado con negro.




Las plumas, que me encantan siempre, están en pleno auge de nuevo. Este vestido y los zapatos son de Zara en tonos nude, un color muy apropiado para una boda si no queremos vestir de oscuro y sabiendo que el blanco es sólo para la novia.









Dos ejemplos de peinados. El de la izquierda se lo hice yo a mi amiga, un moño ladeado y semi recogido de aspecto informal con rizos sueltos. El de la izquierda es un tupé en liso con semi recogido adornado con flores en color salmón (creo que las flores las podéis encontrar en H&M).



Si la boda es de tarde noche, me gusta llevar pocas joyas pero llamativas. En la foto superior el brazalete que lleva una de mis amigas es de un mercadillo vintage con forma de serpiente. Y en la foto inferior, veis el mío de Oh My God.









"Cae la noche y los pies se resisten, ni Christian Louboutin ni Zara pudo remediar eso..." Os aconsejo que, si tenéis una boda, regaléis unas bailarinas a las invitadas...