lunes, 19 de octubre de 2015

Manual de uso del culotte (a pesar de lo que opinen ellos)

 ¿Es una falda? ¿Unas bermudas? ¡¡Es un culotte!!



La prenda más difícil (pero la más buscada del momento)  fusiona a la vez la anchura de una pantalón palazzo, la esencia de unas bermudas y el largo de las tan de moda faldas midi.


Si buscamos el significado de culotte, veremos que es una palabra de origen francés que, hasta el siglo XIX, hacía referencia al vestido inferior masculino y que, a partir del siglo XX, designa una prenda interior femenina más ancha que una braga. La traducción a nuestro idioma sería calzón, es decir, una prenda ancha que llega hasta las rodillas y que va fruncida con un elástico. Es por ello que, si preguntas a tu alrededor, no te asombres de que culotte se relacione con:

- aquellos mini shorts  tan de moda entre las gogos de discoteca

- los pantalones elásticos de los ciclistas



Si por fin has caído rendida al hechizo de este pantalón...¡¡cuidado!! porque lucirlo no es tarea fácil. Realizada una encuesta entre el publico masculino que me rodea la conclusión es que nosotras nos vemos súper elegantes con estos pantalones mientras que ellos los denominan "pantalones de payaso" (y dada la traducción de la palabra no andan mal desencaminados).


                                   NOSOTRAS VEMOS ....            
ELLOS  VEN...

Haciendo oídos sordos, porque cuando a nosotras nos gusta algo nos lo ponemos sin más, olvida que ellos ven estos pantalones horribles, ponte tu culotte y sal dignamente a pasear. Eso sí, para no patinar en cuestión de estilo apunta estos consejos:

1. Evítalos si eres muy bajita, favorecen si alargas la silueta pero su largura a la vez los hace peligrosos si no cuentas con una estatura media-alta, ya que pueden acortar la figura. Elígelos de tiro alto y siempre en colores lisos y oscuros porque te harán mucho más esbelta. Además, un buen tacón y un crop top, así como cualquier prenda en vertical y no excesivamente ancha, serán los aliados para conseguir el efecto deseado. Todas nos queremos ver mucho más estilizadas y no parecer chaparritas, ¿verdad?





2. A la hora de combinarlo sigue tu propio estilo: camisas blancas clásicas, jerseys de cuello alto ajustados, camisetas de algodón, cropped tops, sudaderas...


3. Dado que los culotte pueden acortar la figura, opta por combinarlos con unos clásicos stilettos si no eres demasiado alta. Botines o sandalias también son dos opciones muy válidas si quieres arriesgar un poco más. Si te apetece lanzarte del todo a la piscina y cuentas con una altura media-alta y para ti la comodidad es lo primero, póntelos con unas sencillas zapatillas blancas para dar con un look más desenfadado.




4. Si los usas para el trabajo, camisa, botines o zapatos acompañados de una blazer o un chaleco XXL pueden ser una opción acertada que nunca fallará. Si los usas de noche, croppped tops de lentejuelas o encajes en la parte superior acompañados de sandalias y un abrigo de pelo o una perfecto de cuero. En momentos de relax,  una bomber, una camiseta de algodón, el culotte y tus zapatillas blancas serán el cuarteto que hará sonar las melodías más acertadas en tu armario.





5. Evita con ellos botas altas que deslucirían completamente la gracia del pantalón o los zapatos excesivamente bastos (porque ahí si que vamos a tener que darles la razón a los chicos) y ojo con los botines de caña media porque acortarán aún más tu figura.




No hay comentarios:

Publicar un comentario